top of page

El Ácido Fólico: para que sirve.

El ácido fólico, también conocido como vitamina B9 o folato, es una vitamina esencial que juega un papel crítico en el desarrollo del feto durante el embarazo. Es importante para la síntesis del ADN y ARN, así como para la formación de glóbulos rojos. Su relevancia en el embarazo radica en su capacidad para prevenir defectos del tubo neural y otras complicaciones graves. Se recomienda tomarlo incluso antes de quedarte embarazada si lo estás intentando, ya que no tiene efectos perjudiciales para tu salud y es muy beneficioso para el feto desde el primer momento. A continuación, exploraremos la importancia del ácido fólico en el embarazo en detalle.



la importancia del ácido fólico en el embarazo
la importancia del ácido fólico en el embarazo


Prevención de Defectos del Tubo Neural: previene la Espina Bífida

Uno de los beneficios más destacados del ácido fólico en el embarazo es su capacidad para prevenir defectos del tubo neural en el feto, y uno de los ejemplos más notables de estos defectos es la espina bífida. La espina bífida es una afección congénita en la que las vértebras de la columna vertebral del feto no se cierran completamente durante el desarrollo embrionario. Esto resulta en una abertura en la columna vertebral, a menudo con la médula espinal expuesta.


La espina bífida puede tener graves consecuencias para la salud del bebé en desarrollo. Dependiendo de la ubicación y la gravedad de la abertura en la columna vertebral, los síntomas pueden variar desde discapacidades leves hasta discapacidades graves y permanentes. Algunos de los posibles efectos de la espina bífida incluyen:

  1. Parálisis: En los casos más severos, la espina bífida puede causar parálisis en las piernas y otros problemas de movilidad debido a la lesión de la médula espinal.

  2. Problemas de la vejiga y el intestino: La espina bífida puede afectar el control de la vejiga y el intestino, lo que puede requerir tratamientos y cuidados a largo plazo.

  3. Malformaciones musculoesqueléticas: Pueden producirse deformidades en las piernas y los pies debido a la falta de desarrollo muscular normal.

  4. Problemas neurológicos: Algunos niños con espina bífida pueden experimentar problemas neurológicos, como dificultades en el aprendizaje y problemas con la coordinación motora.

  5. Infecciones: Dado que la médula espinal está expuesta en los casos más graves de espina bífida, existe un mayor riesgo de infecciones en el sistema nervioso central.

  6. Hidrocefalia: La acumulación de líquido cefalorraquídeo en el cerebro (hidrocefalia) es una complicación común de la espina bífida y puede requerir tratamientos adicionales, como la colocación de una derivación.

La prevención de la espina bífida y otros defectos del tubo neural mediante la suplementación de ácido fólico antes y durante el embarazo subraya la importancia de esta vitamina en la salud del feto. Tomar ácido fólico adecuadamente antes de la concepción y durante las primeras semanas del embarazo puede reducir significativamente el riesgo de espina bífida y otras complicaciones relacionadas con el tubo neural.


Formación de ADN y ARN

El ácido fólico es esencial para la síntesis y reparación del ADN y el ARN en el cuerpo. Durante el embarazo, hay una demanda adicional de ácido fólico debido al rápido crecimiento y desarrollo del feto. El folato es necesario para la producción de nuevas células, incluyendo las células del feto en crecimiento.

Sin suficiente ácido fólico, el proceso de replicación del ADN y la formación de células pueden verse comprometidos. Esto puede tener un impacto negativo en el desarrollo y crecimiento del bebé, lo que subraya aún más la importancia de mantener niveles adecuados de ácido fólico durante el embarazo.


Prevención de Anemia Megaloblástica

La anemia megaloblástica es una afección en la que el cuerpo no produce suficientes glóbulos rojos sanos debido a una deficiencia de ácido fólico y vitamina B12. Durante el embarazo, las necesidades de hierro y folato aumentan para satisfacer la demanda del feto en crecimiento y la expansión del volumen sanguíneo de la madre. La falta de ácido fólico puede contribuir al desarrollo de la anemia megaloblástica en mujeres embarazadas.

La anemia megaloblástica puede causar fatiga, debilidad y otros problemas de salud que pueden afectar tanto a la madre como al bebé. Mantener niveles adecuados de ácido fólico es crucial para prevenir esta afección durante el embarazo.


Contribución al Desarrollo del Sistema Nervioso del Feto

Además de prevenir defectos del tubo neural, el ácido fólico también contribuye al desarrollo general del sistema nervioso del feto. Esto es esencial para el crecimiento cerebral y la función adecuada del sistema nervioso central del bebé.

Un sistema nervioso sano es necesario para el desarrollo de habilidades cognitivas y motoras, y cualquier deficiencia de ácido fólico podría tener un impacto negativo en esta área.


Reducción del Riesgo de Preeclampsia

La preeclampsia es una complicación grave del embarazo que se caracteriza por una presión arterial alta y daño a los órganos internos, como el hígado y los riñones. Puede poner en riesgo la vida de la madre y el bebé y a menudo requiere atención médica urgente.

Si bien la causa exacta de la preeclampsia no se comprende completamente, algunos estudios han sugerido que el ácido fólico podría desempeñar un papel en la reducción del riesgo de esta afección. Se necesita más investigación para comprender completamente esta conexión, pero es otro motivo para asegurarse de obtener suficiente ácido fólico durante el embarazo.


Consecuencias de la Falta de Ácido Fólico durante el Embarazo

La falta de ácido fólico durante el embarazo puede tener consecuencias graves para la madre y el feto. A continuación, se describen algunas de las principales consecuencias de la deficiencia de ácido fólico durante el embarazo:

  1. Defectos del Tubo Neural: Como se mencionó anteriormente, la deficiencia de ácido fólico aumenta el riesgo de defectos del tubo neural en el feto, como la espina bífida y la anencefalia.

  2. Anemia: La deficiencia de ácido fólico puede dar lugar a una anemia megaloblástica, que puede causar fatiga, debilidad y palidez en la madre embarazada.

  3. Retraso en el Desarrollo Fetal: El ácido fólico es esencial para el desarrollo adecuado de las células y el sistema nervioso del feto. La falta de ácido fólico puede llevar a retrasos en el desarrollo y posiblemente a problemas de salud a largo plazo.

  4. Mayor Riesgo de Preeclampsia: Aunque la conexión no está completamente clara, la falta de ácido fólico podría aumentar el riesgo de preeclampsia, una complicación potencialmente mortal.

  5. Aumento del Riesgo de Parto Prematuro: Algunas investigaciones sugieren que la deficiencia de ácido fólico podría aumentar el riesgo de parto prematuro, lo que puede tener consecuencias graves para la salud del bebé.

Cómo tomar suficiente Ácido Fólico

Dada la importancia del ácido fólico durante el embarazo, muchas mujeres embarazadas o que planean quedar embarazadas toman suplementos de ácido fólico para asegurarse de obtener cantidades adecuadas de esta vitamina esencial. A continuación, se presentan algunos de los principales suplementos de ácido fólico disponibles en el mercado:

  • Ácido Fólico (Vitamina B9): El ácido fólico en forma de suplemento es una de las opciones más comunes. Por lo general, se prescribe en dosis que varían según las necesidades individuales y se toma por vía oral. Es importante comenzar a tomarlo antes de la concepción y continuar durante el primer trimestre del embarazo.

  • Suplementos Prenatales: Los suplementos prenatales son formulaciones que contienen una combinación de vitaminas y minerales esenciales para el embarazo, incluido el ácido fólico. Son una opción conveniente para las mujeres embarazadas, ya que cubren múltiples necesidades nutricionales en una sola píldora. Es recomendable que consultes con tu médico qué suplemento tomar en atención a tus resultados médicos para intentar suplir las carencias que puedas tener.

  • Alimentos con ácido fólico: Además de los suplementos, muchas marcas de alimentos fortifican sus productos con ácido fólico. Esto incluye cereales, panes y productos de grano. Comer una dieta equilibrada que incluya estos alimentos puede ayudar a aumentar la ingesta de ácido fólico.

  • Combinaciones de Ácido Fólico con Otros Nutrientes: Algunos suplementos están diseñados específicamente para mujeres embarazadas y pueden contener ácido fólico junto con otros nutrientes importantes como el hierro, el calcio y el zinc.

Es importante destacar que la dosis recomendada de ácido fólico durante el embarazo puede variar según las necesidades individuales y la orientación de un profesional de la salud. No todas las mujeres necesitan la misma cantidad de ácido fólico, y la cantidad adecuada puede depender de factores como la edad, la salud general y el historial médico.


El ácido fólico es una vitamina esencial durante el embarazo que desempeña un papel crítico en el desarrollo del feto y en la prevención de defectos del tubo neural y otras complicaciones graves. La deficiencia de ácido fólico puede tener consecuencias graves para la madre y el bebé, por lo que es importante asegurarse de obtener cantidades adecuadas de esta vitamina durante el embarazo.

La mejor manera de garantizar una ingesta suficiente de ácido fólico es a través de una dieta equilibrada que incluya alimentos ricos en folato y, cuando sea necesario, mediante la suplementación bajo la orientación de un profesional de la salud. No obstante, siempre se debe consultar con un médico antes de comenzar cualquier suplemento durante el embarazo para determinar las necesidades individuales y garantizar un cuidado óptimo para la salud de la madre y el bebé.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Acómpañame...
¡Te sorprenderás!

¡Gracias!

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Pinterest
bottom of page